1. blog
  2. ver

Blog

¿Problemas alérgicos?

Dic 07, 2018

Al hablar de alergias se aborda una amplia gama de alteraciones en el sistema inmune en los cuales existe alteración en la interacción de antígenos y anticuerpos.

El sistema inmune es un conjunto de órganos y tejidos encargados de proteger a nuestro cuerpo en contra de la presencia de agentes extraños, llamados inductores o antígenos, los cuales son capaces de despertar mecanismos para su contención o bien su eliminación, dentro de los más importantes encontramos procesos inflamatorios de diversa magnitud o bien la formación de anticuerpos (moléculas que atacan de forma específica a un agente extraño, que reaccionan cada vez que nos ponemos en contacto directo con el agente agresor)

Los agentes que pueden provocar una respuesta alérgica son diversos, prácticamente todo aquello que se encuentra en el medio ambiente es capaz de desencadenarla, tales como los productos de animales, plantas, alimentos, medicamentos, exposición a sol, productos químicos (comunes como aquellos que se encuentran en cremas, lociones o jabones). Existen además las atopias, que agregan el factor hereditario a todos los procesos relacionados con alergia, y predisponen a presentar la misma posibilidad a desarrollar alergia en diferentes miembros de la familia o bien, a similares agentes.

Los procesos alérgicos pueden ser fácilmente reconocidos cuando el cuadro se caracteriza por alteraciones en la coloración de la piel (enrojecimiento), por la presencia de aumento de volumen (inchazon), liberación de sustancias proinflamatorias (que originan entre otras cosas prurito y aumento en la permeabilidad vascular) e incremento en la temperatura. Existen cuadros en los que conforme la exposición se prolonga o se da en ocasiones repetidas, las manifestaciones se vuelven más severas, pudiendo originar cuadros que interfieren con la actividad diaria o ponen en riesgo la vida.

Un cuadro frecuente del espectro alérgico es la afección de las vías respiratorias, que puede originar desde cuados de rinitis (secreción nasal transparente y prurito nasal y ocular), sinusitis alérgicas, asma (espasmo bronquial) originado por alérgenos hasta cuadros de insuficiencia respiratoria.

El diagnóstico es en ocasiones difícil, de exclusión, realizar adecuado interrogatorio en relación a los factores en los que se desenvuelve el cuadro, probable exposición a alérgenos (cambios de temperatura, polvo, polen, pelo de mascotas, alimentos y fármacos, solo por mencionar algunos), es decir, si se desenvuelve en el hogar, en escuela, en parques (buscar un sitio desencadenante, además de la exposición al agente). Siempre debe descartarse antes un cuadro infeccioso (fiebre, secreciones purulentas, no transparentes), buscar historia familiar, considerar la respuesta al cesar la exposición o bien al usar farmacos específicos (antihistamínicos). Se deberá corroborar el cuadro con pruebas sanguíneas (aumento de eosinofilos e inmunoglubulinas) y dermatológicas especiales

En todos los casos, lo ideal es siempre consultar a un médico, quien iniciara tratamiento para el cuadro agudo de acuerdo a los síntomas presentados, además, de ser necesario se enviara al especialista en alergias quien determinara el o los agentes causales y dará también indicaciones y tratamiento específico. Es importante no automedicar, debido a que el administrar fármacos o remedios caseros puede aumentar la respuesta y originar cuadros más severos y se deberá atender de forma inmediata para prevenir complicaciones.

Mayré Ivonne Bautista Albiter

Médico especialista en urgencias/toxicología clínica.

No existen comentarios