1. blog
  2. ver

Blog

¿Cómo escoger un pediatra?

Agos 10, 2018

Tienes tu hijo que es lo más importante para tí y quisieras a la persona idónea para atenderlo, curarlo y prevenir todas las enfermedades posibles, para ello necesitas un pediatra y no sabes quién. De forma general debes pensar que el mejor pediatra es el que más se ajusta a tus necesidades y las de tu hijo, debes intentar seleccionar alguién que sea afín con tu forma de pensar y que pueda resolver los problemas de tu hijo. Una práctica frecuente en nuestro país es que el ginecólogo te "impone" quien se va a hacer cargo de tu hijo, si bien esta costumbre puede resultar exitosa en ocasiones, te cierra la posibilidad de "elegir" a la persona que tu creas indicada para atender a tu hijo, es por ello importante acudir a una consulta prenatal para conocer al pediatra antes de que nazca tu hijo. Aquí te presento algunos aspectos para ayudarte a tomar la mejor decisión:

De ser preferible intenta conocer al pediatra antes de que nazca tu hijo: Muchas cuestiones acerca de lo que esperas de tu hijo y de sus cuidados no son resueltas porque no conoces al pediatra hasta después de que ha nacido tu hijo, la consulta prenatal es una buena opción para resolver tus dudas acerca del nacimiento y los cuidados del futuro bebé.

Antes que otra cosa hay que eliminar de la cabeza la idea de que hay un pediatra perfecto; sin embargo, puedes encontrar al que más se acerque a tus necesidades.

 

Lo primero es buscar entre las semanas 28 y 34 de tu embarazo, que es cuando aún puedes trasladarte de forma independiente y ya sabes cómo se viene gestando tu bebé, es decir, en caso de que hubiera alguna situación especial, estás en el momento ideal para conseguir con calma a un especialista.

 

Sigue estos 6 puntos para hacer tu búsqueda más efectiva:

-       Pide recomendaciones

Regularmente, los papás primerizos recurren primero al pediatra de algún conocido, pero la experiencia de alguien no garantiza que la tuya sea igual. Por ello, comienza a hacer una larga lista para hacer cita y visitarlos.

 

-       Ubicación de consultorio

Lo mejor es contar con un pediatra que esté cerca de tu casa para cualquier emergencia y descarta los que estén más lejos o donde sea complicado el acceso.

 

-       Pide una cita para conocerlo

Programa consultas con cada pediatra que te interese y que cumpla con el punto anterior. Pregunta si tienen costo para que vayas preparada. Una vez que estés en el consultorio analiza sus espacios (sala de espera e interior de consultorio), eso refleja mucho sobre su personalidad.

 

-       Platica con los papás en tus citas

Una de las mejores formas de conocer cómo actuará un pediatra es con base en la experiencia que te puedan compartir no sólo tus conocidos. Llega más temprano a tu cita y en lo que esperas, platica con los papás que ya son pacientes de antaño. Este primer acercamiento te dará una sensibilidad mayor de lo que puedes esperar.

 

-       Lleva un listado de preguntas

Estás en esa cita para aclarar todas tus dudas. Divídelas en dos, las primeras te darán luz sobre su filosofía y con las segundas conocerás el proceso de atención médica:

 

Primera parte:

*¿Qué opinas de las vacunas?

*¿Qué piensas de la circuncisión?

*¿Cómo sugieres manejar la lactancia materna?

 

Segunda parte:

*¿Cómo me comunico en caso de emergencia?

*¿Responde a cualquier hora del día durante todo el año?

*En caso de que tenga que viajar, ¿quién estará al pendiente de tus necesidades en ese periodo?

*Si no es una emergencia, ¿cuál es el mejor momento para llamar?

*¿Cuáles son sus honorarios?

 

-       Revisa los hospitales en los que trabaje

Checa en qué centros hospitalarios puede atender en caso de emergencia. Revisa también la ubicación de los mismos y los costos que maneja. Esos tres puntos son importantes en tu decisión.

 

Una vez que nace tu bebé las pruebas continúan. En cada cita toma en cuenta lo siguiente

  1. Debe aplicarte un cuestionario o preguntarte detalles sobre lo que le sucede a tu bebé antes de emitir una recomendación.
  2. La revisión a tu hijo deberá ser exhaustiva, más si se trata de los primeros 12 meses en donde las citas son cada 30 días.
  3. Debe hacer click contigo y con tu hijo.
  4. Una vez que termina la revisión deberá explicarte de forma sencilla lo que le sucede al menor.
  5. Antes de que te vayas te tendrá que decirte qué tratamiento le está enviando, cuáles son las reacciones esperadas, el tiempo en que se prevé que mejore y si es necesaria una cita subsecuente.

 

¡Ahora ya estás lista para tomar la mejor decisión!

 

 

No existen comentarios